Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Cuerpos traidores...

Imagen
Envejecer


Odiaba la idea de hacerse vieja. Odiaba la idea de perder su negro cabello, la exquisita tersura de su piel. La atenazaba el miedo a perder la juventud y la belleza de la que disfrutaba.
No sé si podrás imaginar el pavor que sintió cuando aparecieron las primeras canas.
Cada vez que atisbaba la blancura de un pelo cano entre el negro de sus cabellos arremetía contra ella sin piedad, con toda la saña del terror que el envejecer le provocaba. Primero fue una de vez en vez. Luego pasaron a ser ya dos o tres. Más tarde se transformaron en auténticos mechones. Ella, sin piedad, continuaba arrancándolas, desarraigando esas islas de color blanco que le recordaban que su juventud ya era cosa del pasado y que el tiempo le había dado alcance por mucho que ella hubiera intentado evitarlo.
Continuó arrancándose toda cana que se viese lo que, a la larga, equivalía a arrancarse todo el cabello, hasta quedar completamente calva. No tenía ni un sólo pelo blanco... ni de ningún otro color. Se s…

Almas

Imagen
Un alma recién desencarnada cruzaba el éter rumbo a... (ponga aquí lo que proceda según sus creencias). Un alma procedente de... (ponga aquí lo que proceda según sus creencias) cruzaba el éter rumbo al cuerpo que le había correspondido en suerte (él... ella... ello... lo que sea... hubiera preferido nacer en otro lugar y momento pero de donde él... ella... ello... lo que sea... procedía si te dan una orden la obedeces y punto).
El alma recién desencarnada se hallaba profundamente ensimismada... ensimismado... en los recuerdos de la vida que acababa de abandonar, meditando sobre lo bueno y lo malo, sobre los aciertos y los errores y preguntándose que le esperaba cuando llegara a... (ponga aquí lo que proceda según sus creencias). El alma que iba a encarnarse se hallaba profundamente ensimismada... ensimismado... lo que sea en el futuro que le esperaba, preguntándose cómo sería eso de la vida y qué se sentiría al tener un cuerpo sólido.
Iban ambas almas tan abstraídas... abstraídos... lo…

Tres historias

Imagen
Viaje estelar


Tras diez mil años de viaje estelar, la nave colonial llegaba a su destino. El ordenador despertó uno por uno a todos los tripulantes y colonos que en ella viajaban en animación suspendida.
Las salas donde de las grandes pantallas estaban, por primera vez en milenios, abarrotadas y llenas de bullicio. Todos esperaban con expectación ver las primeras imágenes de su destino.
En la lejanía se veía un punto de luz que se aproximaba rápidamente. ¿Sería un meteorito, un cometa?

No. Nada de eso. Era un simple cartel. Un cartel gigantesco que, en colosales y luminosas letras, rezaba:
HA LLEGADO USTED AL CUADRANTE QUE OCUPABA EL PLANETA X.BIENVENIDO.AHORA YA PUEDE REGRESAR A SU PLANETA.GRACIAS.

Silencio
Desde el primera aniversario de su boda, Arnoldo, no había pronunciado palabra. No es que estuviera enfermo, ni mucho menos. Arnoldo siempre ha gozado de un salud de hierro. No se trataba de eso, no. De haberlo querido Arnoldo habría hablado hasta por los codos pero no quería.
Y siguió …