Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

CUMPLEAÑOS NÚMERO QUINCE

Imagen
Quince años... así empieza una canción que, si para mí ya era antigua, a mi hija le debe resultar ya antediluviana. Quince años, tres lustros, 180 meses, 5.475 días, esa es la edad que cumple. Quince años de alegrías, sonrisas, besos, abrazos, algún enfado y prácticamente ningún disgusto. Quince maravillosos años, llenos de recuerdos y repletos de esperanza. Quince años de una niña, cada vez menos niña, inteligente, divertida, curiosa, autodidacta, irónica, sarcástica, alocada e introvertida. Sigue sacando unas notas extraordinarias y sus profes siguen pidiéndome fotocopias suyas (no hay, sorry, es única).
Su serie favorita sigue siendo Doctor Who (y me llama hater porque no me está gustando especialmente la nueva temporada). Y, además, le encanta el Ministerio del Tiempo (por supuesto es/somos fans de Pacino) y Por trece razones. Ah, y se quedó prendada del primer, y mega extraño, capítulo de Twin Peaks.
Le encanta dirigir y editar cortos... y se le dan genial. En serio. No es porque sea s…

Científicos locos

Imagen
Sueño
Mi sueño era dominar el mundo, no una ciudad, ni un país, ni un continente, no, yo quería el mundo entero... Eso para empezar. Una vez conseguido, iría a por la galaxia. Ah, sí, ese era mi gran sueño. Ya de niño, cuando me preguntaban qué quería ser de mayor, mi respuesta acudía rauda a mis labios: -¡Científico loco! ¡Quiero ser científico loco y dominar el mundo! Por supuesto, tal declaración en un niño de siete años inspiraba ternura y provocaba risas. Al llegar a los 17 y dar la misma respuesta, las reacciones se volvieron menos amables. Pero me daban igual tanto las sonrisas divertidas como las caras de incredulidad, mi sueño, mi vocación, mi ilusión era ser científico loco y en ello puse todo mi empeño. Y estuve cerca, tan cerca... Lo tenía todo preparado, mis esbirros entrenados, mi arma secreta lista, mi plan a punto... Fue entonces cuando apareció mi némesis y envió todo al garete. Antes de que pudiera darme cuenta había acabado con mis planes y con mis sueños. Caí en su tra…